Anamu:


El Anamú es una planta herbácea perenne tropical con un fuerte olor a ajo especialmente las raíces. Muestra un tallo recto, poco ramificado, delgado, de 0,5 a 1 metro de alto con hojas alternas elípticas de 6-19 cms: Las flores son pequeñas y blancas; el fruto es una baya cuneiforme provista de cuatro ganchos doblados hacia abajo.Las raíces de esta planta tienen un olor fuerte, parecido al ajo.

Esta planta contiene numerosos principios activos (triterpenos, beta- sitosterol, cumarina, etc) siendo los más interesantes los derivados sulfurados: benzil-hidroxi-etil-trisulfito, dibenzil-trisulfido, tritiolaniacina y el D-pinitol (3-O-metil-quiroinositol)- que ejerce efectos similares a la insulina, disminuyendo los niveles de glucosa, actuando vía post-receptor de insulina.

Esta planta ha motivado mucho interés en países fuera del área amazónica debido principalmente a sus posibles efectos antitumorales.

Aunque se han publicado numerosos estudios sobre los efectos farmacológicos de esta planta (como anti-inflamatorio, inmunoestimulante, hipoglucemiante, etc) solo se han publicado dos estudios clínicos: en el primero, en 14 pacientes con osteoartritis tratados durante una semana con esta planta o placebo, solo se observó un ligero alivio del dolor en los pacientes tratados con la medicación activa. En el segundo estudio se utilizaron capsulas de anamu en combinación con ginseng, gingko biloba y Croton lecheri en 19 pacientes diabéticos con úlceras en el pie, obteniéndose una mejoría en todos los casos. Sin embargo, al no ser un estudio controlado, es díficil evaluar la relevancia de este resultado, obtenido por unos médicos que se dicen practicantes de la "medicina sistémica", un tanto esotérica.

En Brasil se utiliza la planta entera en infusión como antiespasmódico, diurético, estimulante y sudorífico y en casos de problemas de la menstruación. Se emplea contra la artritis,la malaria, reumatismo, problemas de la memoria, como un analgésico local y como antiinflamatorio en diversas afecciones de la piel.

La raíz posee propiedades anestésicas y analgésicas y se considera más poderosa que las hojas. En Cuba se usa una decocción de la planta entera en casos de cáncer y diabetes. También se usa como antiinflamatorio y para provocar abortos.

Debido a su capacidad de estimular contracciones uterinas no debe usarse durante el embarazo.  No debe utilizarse sin supervisión profesional por las personas que ingieren anticoagulantes. Esto debido a que contiene una pequeña cantidad de coumarina. Las personas tratadas con insulina o con hipoglucemiantes orales deberán consumir esta planta con precaución ya que puede potencias la hipoglucemia


Anamu