Margarita:


Con fines medicinales se recogen las cabezuelas con un trozo de pedúnculo y se dejan secar sobre cañizos. Contienen unas saponinas denominadas perenesaponinas, aceites esenciales, flavonoides, sustancias mucilaginosas, taninos y pigmentos. Tienen un efecto emoliente y astringente por lo que se utilizan en la medicina popular para tratar catarros respiratorios y favorecer la expectoració. También es eficaz en el tratamiento de catarros intestinales. Se utilizan en infusión al 3%.

Las flores de la margarita sirven también para la preparación de compresas y baños anti-inflamatorios, reduciendo las erupciones cutáneas, abscesos y equimosis. La máxima actividad medicinal se consigue cuando las flores se recogen en verano.


Margarita