Hiedra terrestre:


Planta herbácea perenne de cepa rastrera que soporta estolones cubiertos de hojas opuestas en forma de corazón. Las partes de floración se elevan sobre el terreno y llevan en las axilas falsos verticilos con flores de color violeta claro. Tanto las flores como los tallos huelen mal cuando se les machaca.

Con fines medicinales se recoge la hierba con flor, sin raíces y se seca en secadero a una temperatura no superior a los 35ºC. Contiene un principios amargo, la marrubina (*), una lactona diterpénica semejante a del manrrubio, taninos, vitamina C, minerales (sobre todo potasio) y aceites esenciales.

Se utiliza muy poco, aunque su infusión tienen propiedades expectorantes y antiasmáticas. También se utiliza para estimular el apetito y para mejorar los intercambios metabólicos. Las hojas frescas se consumen en ensalada.

Externamente se utiliza en gargarismos para combatir inflamaciones de garganta y en emplastes para las heridas. Las sobredosis de esta planta pueden producir irritación gástrica


Hiedra