PLANTAS MEDICINALES

  A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N

  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z

sueños

Letra I:

  1

Ibéride:


Planta herbácea de la familia de las brasicáceas, muy ramificada y amarga, alcanza hasta los 4 m de altura. Las hojas son oblongas o lanceoladas, espatuladas y agudas con 2-4 dientes en cada lado. Las flores son de color blanco o lila y se agrupan en un corimbo laxo alargado. El fruto es una silicua o vaina redonda.

Tradicionalmente, se ha usado esta hierba en el tratamiento de artritis, gota, corazón agrandado, y asma. Hoy día la iberis amara se usa ampliamente en Alemania para el tratamiento de dispesia. Además de la dispepsia, las combinaciones de iberis amara con otras hierbas han mostrado su eficacia al reducir los efectos secundarios gastrointestinales causados por una variedad de medicamentos y para reducir los síntomas del tracto digestivo en el síndrome del intestino irritable. La eficacia de esta hierba viene avalada por varios estudios clínicos controlados

Iboga:


Arbusto perenne de las selvas tropicales del Africa Occidental, de la familia de las Apocynaceae. De una altura media de unos dos metros presenta hojas ovadas, generalmente de 9 a 10 cm de largo y 3 cm de ancho verde-amarillentas por debajo y flores blancas u rosas que producen unos frutos ovalados de color naranja llegando a ser tan grandes como aceitunas

Con fines medicinales y halucinógenos se recogen las raíces que, una vez secas, contienen doce alcaloides indólicos, siendo la ibogaina lo más importante. La ibogaina (*) es un fuerte estimulante psicoactivo, lo cual produce efectos alucinógenos cuando tomado en doses elevadas. La Ibogaina es una sustancia clasificada.

La medicina tradicional ha utilizado la iboga como afrodisiaco y euforizante. Se dice que duplica la potencia muscular, agudiza la vista, estimula la digestión y el apetito.

Iboga ha sido el primer antidepresivo de la medicina oficial.

Algunos especialistas occidentales afirman que iboga disminuye el deseo por substancias que causan dependencia. Sin embargo este producto no es apropiado para combatir dependencias sin ayuda profesional. En cualquier caso, esta planta se debe consumir con precaución: dosis de 5 a 10 g de polvo de la raiz de iboga pueden producir convulsiones, siendo mortal con dosis de 30 a 50 g

Inula:


Planta compuesta perenial muy común en los países templados. Es una hierba bastante rígida que alcanza más de un metro de altura, con anchas hojas dentadas y flores amarillas muy vistosas. La raíz es gruesa, ramificada y mucilaginosa con un sabor amargo y un olor alcanforado.

Con fines medicinales se recoge la raíz cuando la planta no tiene más de 2 o 3 años. Se utiliza en infusión o en jarabes.

Tradicionalmente, la inula ha sido utilizada para tratar enfermedades respiratorias tales como asma y bronquitis debido a que contiene sustancias mucolíticas. Al contener mucílagos, la inula también se ha utilizado para tratar la irritación de la mucosa gástrica así como de otras irritaciones del tracto digestivo.

La inula es la fuente de la inulina, un carbohidrato que es metabolizado y absorbido en el colon en lugar del intestino delgado. Además, a diferencia de otros carbohidratos que son convertidos en glucógeno, la inulina es transformada en ácidos grasos. La inulina es utilizada a veces como edulcorante en la diabetes ya su ingestión no eleva los niveles de glucosa. También se cree que la inulina protege a las bacterias benefiosas del colon, previniendo enfermedades de este, incluyendo el cáncer de colón

En Francia, la inula se utiliza para preparar la absenta

Ipecacuana:


Iris:


Planta herbácea vivaz con un grueso rizoma y un largo tallo rematado por flores violetas o blancas. Se cultiva como planta ornamental.

Se utiliza el rizoma que se recolecta cuando la planta tiene 3 ó 4 años. Se lava y se seca a una temperatura máxima de 35º sobre cañizo o colgado de cuerdas. Durante el secado despide un fuerte olor a violeta debido a la irona, un aceite esencial. También contiene taninos, mucílagos y almidón.

Se utiliza en forma de infusión (media cucharada por taza de agua) para el tratamiento de las enfermedades de la vesícula y de las vías respiratorias altas. No debe sobrepasarse la dosis de 3 g/díA